Dragon Bowl: El “cutre-arcade” de Dragonball

En el siglo pasado, existió un cantidad bastante importante de compañías de Software empeñadas en aprovecharse del trabajo de los demás, la mayoría de veces, copiando los juegos de “P a Pa” y cambiándoles el nombre (Operation Bear, por ejemplo), o en el mejor de los casos, hackeando el código original y cambiando los gráficos para que pareciera otro juego.
En los ordenadores personales, los reyes indiscutibles eran nuestros amigos de Iber Software, pero en las recreativas, la cosa estaba mucho más disputada. Una de las mayores obras maestras del hackeo y la caradurez, es este juego de Nics (no confundir con Nix, que aparecen en los “patitos”), que usando la placa de Ninja Gaiden/Shadow Warriors, hicieron una de las primeras recreativas de Dragon Ball que se vieron en los salones, por supuesto, sin licencia, y le llamaron “Dragon Bowl“.

Lo primero que capturaba nuestra atención a ver la recreativa, era la intro, formada por algunas pantallas semi-estáticas y animaciones de lo más cutre que he visto en mucho tiempo, pero tiene su mérito, porque está perfectamente “encajada” con las animaciones originales, por ejemplo, donde antes había un ninja saltando, ahora está Goku subido en su nube, saltando en ella, algunas cosas encajan más que otras, como podéis ver en este vídeo y compararla con la original.

Sería un poco tonto que alabe o critique la mecánica del juego y la jugabilidad, porque es todo exacto al Shadow Warriors, una recreativa que seguía la tradición de Double Dragon, pero que en vez de tener una gran variedad de movimientos, apostaba por la interacción con los decorados, de tal manera que el Ninja, que sólo podía hacer tres o cuatro movimientos, podía realizar algunos más agarrándose de postes de la luz o rebotando en buzones de correo, toda una novedad para la época, que unido a sus fenomenales gráficos y superlativos fondos, hicieron que fuera una de las recreativas más recordadas de aquel entonces.

Los caradurillas que perpetraron Dragon Bowl, se limitaron a cambiar todo el set gráfico, el sonido y las músicas del juego original por otros inspirados en el famoso animé, una hackeada en toda regla, que no quedó del todo mal, de no ser por algunos detalles de “ajuste”.



A falta de WC, aquí detrás del árbol nadie me ve...



A primera vista todo encaja bien (aunque los fondos sean una mezcla muy malos y malísimos), las fases transcurren en los decorados de la serie, llevamos a Goku, algunos dibujos parecen incluso sacados de la serie, ¿que es lo que falla entonces?.
Os he hablado antes de la interacción de los fondos con el personaje central de la recreativa original, agarrándose a postes y otros elementos del escenario, pues aquí como los fondos son completamente distintos, ocurre algo muy cachondo, y es que por ejemplo, en vez de agarrarnos de una farola que está pegada a una pared, esta misma farola (o algo parecido), la encontramos incrustada en un camión, raro de narices.. ¿no?.
Lo mismo pasa con todos los objetos del escenario y algunos enemigos, que no “cuadran” con el resto. Al catálogo de “descuadradas” se le puede agregar  el hecho de que el modo de dos jugadores es con ¡dos Gokus! y que el usamos el palo como la espada del Ninja original, y nos convertimos en un tornado al finalizar la fase.

 


¿Humor a lo Toriyama? o ¿bodrio monumental?



Los enemigos de Dragon Bowl no brillan por su variedad, ya que a duras penas tenemos tres o cuatro enemigos distintos (perros y cerdos mayormente), e incluso repetimos “final Bosses” en algún que otro decorado, y no os esperéis que ninguno de ellos sea Piccolo,  pero lo que si veréis es el Dragón Mágico (en versión Grafitti, eso si).

¿Os pica la curiosidad pero no demasiado?, aquí os dejo una galería y un vídeo para que la veáis en acción… 😈



4 comentarios sobre “Dragon Bowl: El “cutre-arcade” de Dragonball”

  1. El tema de los hacks de recreativas arcade da para largo, y muchos casos son de auténtica carcajada, como el que tan bien nos comentas aquí.

    Como no podría ser de otra forma un texto muy bueno, viejo amigo.

  2. Sabía que existía este juego, recuerdo verlo hace un montón de años en el bar de mi calle, y hace poco quise buscar información sobre él y nada, no me venía ni el nombre. Eso sí, el aspecto es tan penoso como lo recordaba.
    Saludos!!

Aporta tu granito de arena