Fútbol hasta en la sopa

Este articulo es la parte 6 de 28 de la serie Mega Artículos

fútbol1

El Mundial de Fútbol ya está aquí, y la blogosfera videojueguera, seguramente nos inundará con artículos relacionados con juegos de Fútbol clásicos y no tan clásicos.

Pero como yo, odio cordialmente el fútbol y las reencarnaciones jueguiles del Deporte Rey, me aburren más que un juego de “Imagina ser”, se me ha ocurrido hacer algo distinto, un recorrido por todos aquellos juegos que usan el “peloteo” como un gancho para vender más, y de paso divertir un rato a los que como yo, no se comprarían un FIFA o un PES ni que se lo vendieran por 50 céntimos de Euro.

Aquí tenéis, la mayor recopilación de simuladores imprecisos, plataformeros oportunistas, juegos de mesa peloteros y todo lo que tiene una bola de Fútbol (o similar) incluido , aquí están los mejores juegos de Fútbol sin Fútbol.

Haciendo el Bestia

Una buena manera de vender o hacer que nos entren por los ojos deportes que nos son antipáticos a priori, es camuflarlos, cambiarles reglas o agregar cualquier tipo de bicho, alíen o personaje estrafalario, no es lo mismo para mi, un partido de fútbol entre el Liverpool y el Ínter De Milán, que una entre trogloditas y porteras quisquillosas, y aunque a los fans de la simulación pura les fastidie o les parezca un tomadura de pelo, os aseguro que pasaré más horas con el segundo que con el primero. Estos son algunos de los más desmadrados que he encontrado, la mayoría de ellos, imposibles de recrear en el mundo real, pero ¡joder si molan!.

Primero os propongo, de la mano de Art And Magic, los creadores de maravillas como Agony o Unreal en Amiga, un imaginario viaje a la prehistoria, que nos lleva hasta Stone Ball, una recreativa futbolera cavernaria que nos muestra el lado más primario del deporte, con diversión y carcajadas aseguradas, mientras intentamos meter goles a base de garrotazos, lo que suele acabar con una somanta de ostias entre los dos equipos. No faltan los típicos power ups y elementos hostiles que intentarán fastidiarnos todo lo que puedas, como avestruces o pterodáctilos ladrones de pelotas.

Seguramente, más de una vez, al ver lo mal que juegan los deportistas de tu club preferido (o el primer partido de España en este mundial) habrás exclamado “hay para matarlos”, pues gracias al habitual sentido del humor de Sensible Software y los mini juegos inspirados en sus títulos que solíamos encontrar como regalo en las revistas de Amiga de los 90, esta merecida masacre no sólo era posible, si no que desestresantemente divertida.

En “Cannon Soccer“, Jools, Stoo, Jops y RJ hacían todo lo posible por no dejar ni un jugador con vida, al tiempo que huían de un implacable helicóptero, y en los juegos de Dominio Público “Sensible Massacre” y “Sensible Massacre 2“, contábamos con mejores mecanismos para mermar al enemigo como bulldozers o nuestra ametralladora contra indefensos jugadores que intentaban, a costa de sus vidas, meter un gol.

¿Quien dijo que los dibujos animados tradicionales no eran violentos?, prueba de que lo son es este loquísimo cartucho para Mega Drive perpetrado por Konami, repleto de “violencia animada” gentileza de los siempre geniales Tiny Toons. Varios deportes se dan cita en el, entre ellos no falta el fútbol, con divertidos escenarios y algunas cosas cachondas, pero mi preferido es el Baloncesto, toda una copia animada de NBA Jam.

Este “pixel viviente” de la pantalla de arriba, es el “Disney Sports Soccer/Football“, otro que combina el arcade puro con power-ups por un tubo, pero que no tiene tanta gracia como el de Konami, lo cual no es raro, al fin y al cabo es de Disney.

Si las bestiadas estaban presentes pero de manera muy “finolis” en los dos anteriores títulos, Wild Cup Soccer no se anda por las ramas, sangre a borbotones y un amplio catálogo de “jugadas ilegales” se mezclan en este divertido combate futbolero entre especies mitológicas que no dudarán en arrancarle la cabeza el contrario con tal de meter un gol. Lo mejor, que en el “Penalty Shootout” se dispara de verdad. Los primeros partidos son bastante pacíficos, pero conforme vayamos avanzando podremos adquirir armamento pesado como lanza-granadas. Por desgracia, lo bonito termina aquí, ya que aunque es medianamente divertido, está plagado de errores de programación, que a la larga, nos frustran.

A los chicos malos de Sensible, se les ocurrió una vez más una idea genial, una versión algo macabra del juego de la “Patata Caliente” pero aplicado a su mega éxito futbolero. En “Sensible Soccer Meets Bulldog Blighty“, podemos jugar en tres épocas distintas del tiempo , y en una de ellas, la que corresponde a 1944, la pelota se sustituye por una granada, que pasado un tiempo explotará, liquidando al pobre desgraciado que lleve la pelota, como menos jugadores queden, más fácil le será ganar al equipo superviviente.


Niño, ¡deja ya de joder con la pelota!

A mediados de los noventa, alguien debió pensar…”y si le ponemos una pelota de fútbol a un plataformas”, y con esta idea nació una moda, que continúa hasta nuestros días, la del arcade protagonizado por un individuo (niño, generalmente), armado con su pelotita, tocando las narices a todos los enemigos, un nuevo subgénero para disfrute y tortura de propios y extraños.

El primer juego en aplicar la fórmula del “niñato futbolero”, fue el simpático Soccer Kid de Krisalis, creado por las mismas mentes calenturientas que más de diez años atrás habían dado vida a Monty Mole. Bastante divertido y jugable, pero el control del balón era un poco chunguillo, aún así, bastante divertido. Tuvo versiones para cuanta consola circulaba en la época, incluidas Jaguar, 3DO y más recientemente a Gameboy Advance, pero curiosamente, no fue convertido a Mega Drive, la plataforma preferida de los desarrolladores amigueros (que es de donde venía este juego)

Primer juego comercial de las mentes creadoras de Guitar Hero y Call Of Duty, Marko´s Magic Football es una delicia visualmente, pero en el resto de parece como si fuera un hermano gemelo a Soccer Kid, con más acciones eso si, pero con una dificultad de control aún mayor si cabe. Mola más, si alguien juega por ti y tu disfrutas del espectáculo.

El único de los arcades del sub-género que no está protagonizado por niñatos, es Hurricanes de US. Gold, con licencia de una conocida (en Inglaterra), serie de dibujos, es el más simple de todos en control (la pelota va pegada a nuestros pies), pero a pesar de ello, cuenta con muy buenos gráficos y  podemos elegir entre cuatro jugadores distintos , y el árbitro nos pita fuera de juego cada vez que perdemos una vida.

En el 2002, los inventores del género, dieron otra vuelta de tuerca a Soccer Kid, con Go! Go! Beckham! Adventure of Soccer Island, un título para Gameboy Advance que simplificaba aún más el control, y aportaba unos gráficos “más monos”, acorde con la consola a la que estaba destinado.


Venimos del Futuro

Si lo de convertir el fútbol en motivo para juego de plataformas, es como mínimo, original, otro paso lógico y no tan singular, es transformar el deporte en algo futurista, que desde luego, debe tener las reglas simplificadas para cuajar, ser muy divertido y dinámico, y parecerse lo menos posible al fútbol, sino ¿donde está la gracia?.

Si había algo que LucasFilm Games, intentó desde su creación fue innovar, pero a veces se les iba la pinza un poco, este fue el caso de juegos como BallBlazer, un juego de fútbol futurista uno contra uno, en el que abordo de una nave mono plaza, debíamos marcar un gol capturando una pelota, así de simple. El problema era que el 90% del tiempo nos lo pasábamos yendo de un lado a otro como gilipollas, buscando la bola de marras, y cuando la encontrábamos, ya era demasiado tarde. Seguramente, la culpa la tenía su extraña y poco práctica perspectiva, porque en la versión de PSX, con vista como Dios manda en tercera persona, era muchísimo más fácil ubicarse en el campo de juego.

Soccer Brawl, por otra parte, es uno de esos juegos de fútbol, que aunque no te mole el deporte, terminas enganchado a ellos. Será por el control, su adicción cronometrada, o las cafradas que hacen esos cyborgs, porque es uno de los juegos de Neo Geo que más me engancha, aunque no llegue a las cotas de WindJammers o Street Hoop.

Aunque seguramente tiene más de Hockey que de Fútbol, no podía dejar de mencionaros esta explosiva mezcla deportiva que se juega a ¡tres equipos!, y es que en Projectyle, lo que cuenta son los reflejos e intentar llegar a toda leche antes que nadie al disco, lo mejor es que tenemos dos porterías además de la nuestra para marcar los goles, ¿en que estarían pensando los de “Eldritch The Cat” cuando programaron esto?.

Copiando estética y algunas cosas más del Rollerball, Skateball/Skate Wars de UbiSoft, es un entretenido juego de fútbol sobre patines, que nos permite saltar como canguros para atizar al contrario y cuyos partidos están divididos en niveles, cuando algunos de los dos equipos llega a cinco puntos se pasa al siguiente. Lo más divertido, es que conformen avanzamos, cada campo tiene más y más trampas y peligros, que si somos espabilados, podremos usar a nuestro favor, es una lástima que nuestro portero tenga las manos de mantequilla.

No es nada sorprendente darse cuenta de la fijación que los chicos de Binary Design tenían con los juegos deportivos futuristas, Hyperbowl, Road Wars, Xeno y este Vectorball fueron sus aportaciones al género, y este fútbol con robots, es la más sosa de todas. A lo mejor porque el método de control es un poco rebuscado para algo que tiene que ser rápido (usan el mismo que en los juegos isométricos de toda la vida).

Como curiosidad, en prácticamente cada versión que se hizo, sus autores variaron el diseño de los robots, los más feos, son con diferencia los de Amiga.


Con Las Bolas Sobre La Mesa

Si os gusta el fútbol seguro que buscaréis cualquier cosa que tenga que ver con este deporte, en el campo de los videojuegos, también hay un mogollón de productos enfocados a los “futboleros” aunque no sean juegos de balón-pie. ¿A quien no le apetece una partida de Pinball, un futbolín, o un campeonato con el Subbuteo?.

Incluidos normalmente en las recopilaciones del estilo “Pub Games” o “Bar Games”. los futbolines fueron bastante populares a mediados del los noventa, algunos de ellos permitían incluso jugar contra el ordenador, pero admitámoslo, sin un amigo al que machacar, las cosas no son lo mismo.

En perspectiva cenital normalmente, como Table Football o con forzada vista en 3D, de clara desventaja para el jugador con más espacio de tablero como en Club House Sports, aunque en este, podemos jugar contra la máquina, y la simulación del movimiento de la bola está más que lograda, algo que no sucede con Table Football, que es mucho más lento (en especial la versión de Amstrad CPC), y no nos permite jugar contra la máquina.

Parece una chorrada a primera vista, pero soy capaz de pasarme muchas más horas jugando a cosas como Soccer Cards USA 94 o Premier Picks, antes que a un simulador de Fútbol. En estos juegos súper adictivos, todo lo que tenemos que hacer es sacar mejores cartas que el contrario, y aunque sea un proceso de pura suerte, se vuelve de lo más divertido.

Aunque varían la manera en que las cartas aparecen, los dos son básicamente lo mismo. De un mogollón de cartas, debemos ir destapándolas al alimón con el contrario, lo normal es que saquemos cartas de gol, miedo tiempo, final del partido, saque de esquina, e iremos marcando goles. Por ejemplo, la carta de Penalty, requiere que encontremos una carta de gol rápidamente, para poder convertir el tanto.

Estaba claro, que en un género tan propenso a usar temas externos, y tan popular en los noventa como el Pinball, no iban a dejar escapar el fútbol como inspiración para alguna de las mesas, pero por desgracia, fue en dos de los peores simuladores disponibles. El primero de ellos, Soccer Pinball de Code Masters, es un cúmulo de despropósitos, en especial en sus versiones de 16 Bits, con una colisión catastrófica, efectos de sonido de pandereta y las físicas de la bola son completamente irreales. Además, es curioso como se aprovechan del tema del “Soccer”, ya es que la única de las tres mesas disponibles que tiene que ver con este deporte, las otras dos, son de juegos de Casino, pero claro, eso no vende tanto. Las versiones de 8 bits son, dentro de sus limitaciones, mucho mejores que sus hermanas mayores, a pesar de no tener más que una mesa.

Otros “sacacuartos” certificados como eran la gente de 21st Century, especializados en el campo del Pinball, y otrora creadores de clásicos como Stormlord, Heavy On The Magic y sobretodo los maravillosos pinballs de Digital Illusions, incluyeron una mesa futbolera en el más que irregular Pinball Mania programado por Spidersoft. Geniales efectos de sonido y buenos gráficos, se veían eclipsados por una jugabilidad de juzgado de guardia, con unas físicas de bola totalmente irreales, que hacían que terminara en el agujero central cinco de cada cuatro veces, ¡ni que quisiera chuparnos las monedas!.

En 1990, los efímeros Goliath Games, logran algo que a priori parecía por lo menos, complicado. Trasladar fielmente el popular Subbuteo de Hasbro al ordenador, en un entorno en 3D, que aunque simple, cumple perfectamente las funciones para representar el tablero y los jugadores, incluso en las versiones de 8 Bits.

Los tiros se realizan con una combinación de angulo de tiro y potencia, muy parecida a la que usamos en los juegos de billar, se juega por turnos, como está mandao, y la verdad, me resulta tan divertido como una partida con el juego de mesa, poco más se puede pedir.

Lo increíble, es que en todos estos años, ninguna avezada compañía haya realizado otra adaptación del juego ¿curioso, no?.


Entrenando Para “Machotes”

¿Que hace falta para ser un “superjugadorquetecagas” en el mundo videojueguil?. pues entrenar como bestia, algo que suele equivaler a destrozar joysticks a a gogó realizando estúpidos ejercicios, que a la hora de la verdad, nos sirven poco, o nada en el juego real, ¿os apetecen unas cuantas flexiones?.

Code Masters, en su serie más que productiva de “Simulators”, lanzó este curioso 4 Soccer Simulators, que incluía, por supuesto, un juego destinado a que nos entrenáramos como bestias, con ocho pruebas distintas, incorporando ejercicios de gimnasio y control de balón. En lineas generales estaba bastante bien, y se puede jugar contra un amiguete (y destrozar dos joysticks de paso).

Aunque el título “Peter Shilton´s Handball Maradona“, que hace referencia a la famosa “Mano de Dios” de Maradona, en el mundial de México 86, suene a puro cachondeo, lo cierto es que estamos ante uno de los mejores simuladores de portero a los que he tenido el placer de jugar.

La mecánica es simple, delante de nosotros, aparecerán los atacantes del equipo contrario, planeando la estocada final a nuestra portería, de nuestra intuición dependerá que podamos salvar al equipo del desastre. No es nada fácil, pero es un mogollón divertido.

Si hay un personaje de los 80, que no quedó muy bien parado con sus encarnaciones jueguiles, es el deportista olímpico Brian Jacks, cuyo juego de Judo, “Uchi-mata” está considerado como uno de los peores productos para los ocho bits de todos los tiempos. Por suerte, su otro juego, una especie de Hyper Sports con licencia del programa de TV en el que Jacks se hizo famoso en Inglaterra, Brian Jacks Superstar Challenge, es un rato entretenido. Curiosamente, casi todas las versiones de 8 bits son distintas, cambiando el orden de las pruebas y aprovechando las capacidades de cada una de las máquinas, y en casos como en C64, cambiando por completo el desarrollo de las pruebas. Como buen juego inglés, no iba a faltar una prueba de Fútbol, y en este caso, nuestro objetivo es regatear conos y marcar un gol.

Uno de los peores, sino el peor juego de Fútbol jamás publicado es este ridículo Penalty Soccer, con gráficos de juzgado de guardia, animación casi inexistente, jugabilidad de risa, que por suerte fue publicado en serie barata. Tan simple, que parece un juego en Flash de esos que cargan en diez segundos.

De tirar a puerta, pero sin portero, es la prueba incluida en una de las ediciones del divertidísimo “Muscle Ranking” de Konami, donde igual que si fuera uno de los extraños minijuegos de Virtua Tennis, a pelotazo limpio, tenemos que hacer la mayor cantidad de puntos posibles impactando en los carteles con números.

La moda de incluir pequeñas pruebas a modo de entrenamiento en los juego de futbol, comenzada por Gary Lineker Superskills AKA Emilio Butrageño 2, se extendíó a Dinamic, que también incluyó un modo de entrenamiento en Michel Fútbol Master. No eran para tirar cohetes, pero por lo menos se les podía considerar como “valor añadido” y hacían que el producto fuera más redondo, pero sinceramente, ¿cuantas partidas os echasteis a estos minijuegos? .

Si Brian Jacks podía tener una prueba de fútbol en su juego de eventos deportivos, el plus marquista Daley Thompson no iba a ser menos, y de la mano de Ocean, disfrutamos de una divertidísima prueba de penales en HyperSports 2 Daley Thompson´s Supertest.


Y esto, ¿que narices tiene que ver con el Fútbol?

Si algo tienen los juegos de este último apartado, es que tienen que ver con el fútbol, pero ¿son juegos de fútbol?, ni de coña, y es que “no es fútbol todo lo que reluce”.

Este rubio mozalbete, dibujado con bastante desdén, no es otro que el mítico (en su pueblo) Roy Of The Rovers, protagonista de un cómic futbolístico que hizo furos en Inglaterra en los ochenta. Como no podía ser menos, una compañía (en este caso Gremlin), se animó a pasar al personaje a ordenador. Para no hacer un juego de balón pie más, sus avezados programadores pensaron en incluir una primera carga en que manejaríamos al “prota” en una aventura al rescate de sus secuestrados compañeros de equipo, para poder jugar a la manera tradicional en la segunda carga.

La idea era buena, pero no había nada en el producto que atrajera ni a los aventureros (muy simple), ni a los futboleros (el simulador no era nada del otro jueves).

La serie de juegos de fútbol más divertida a la que he jugado en mi vida, tiene muy poco que ver con un simulador, se trata de los Captain Tsubasa de Tecmo, esa curiosa mezcla de RPG con juego de deportes que de paso, es una de las adaptaciones más fieles que nunca vi de un animé (os suena “Oliver Y Benji”). Básicamente son juegos de “decisiones”, y dependiendo de si somos capaces de anticiparnos al contrario, podremos clavarles unos alucinante goles dignos de la serie o de la cualquier escena de Shaolin Soccer.

Para que los futboleros acérrimos pudieran demostrar sus conocimientos en la materia, diversos juegos de preguntas y respuestas o “Trivia”, como les llaman los anglosajones, incluyeron un apartado de deportes o incluso solamente de fútbol, pero sin duda, el que se lleva la palma, es el “Daily Sport Football Strip“, que mezcla sabiamente las dos cosas por las que babea el género masculino; tías en pelotas y fútbol, ¿que más de puede pedir?.

Serie de Artículos<< SEGA, conversiones “a su rollo”Amiga ¡te quiero! >>

10 comentarios sobre “Fútbol hasta en la sopa”

  1. Puaff… pedazo de recopilacion fulbolera… No tenia idea que habia tantos juegos de esta tematica, aunque no me sorprende siendo un deporte tan popular.

    Por mi parte, creo que JAMAS he jugado a un videojuego de futbol, lo que me parece raro, ya que hay muchos generos que no me interesan pero al menos los he probado para ver que no me interesan, pero en el caso del futbol no me interesa en el mundo real y en los videojuegos ni me he molestado en probarlo 😀

  2. Hey, esa foto del oso me ha “gustao”… el equipo de mi tierra, Valladolid. Un oso del circo compartiendo entrenamiento con los jugadores del Pucela.

    Por cierto, para juegos de futbol rarunos, Touch Striker de SEGA 😛

  3. Para que luego digan que los videojuegos no son cultura…

    Mira que hay que saber indagar, investigar, escudriñar, y todo eso, para escribir artículos de este tipo.

    Y todo eso, como dijo Fry en el capítulo de los cerebros en Futurama, “usando los libros de la biblioteca de mi ciudad”.

    ¡¡Enhorabuena!!

  4. Interesantísimo post. Un gran compendio de juegos atípicos y variopintos.

    Se me hace raro Punisher, que no hayas mencionado el RARUNO juego de Psyclapse//Psygnosis “Ballistix” creado por Reflections que salió en CBM Amiga y creo que en la Pc engine bajo una slim Hu CARD.

  5. Deny, no es que me haya olvidado el Ballistix, es que no lo mencioné por la misma razón que que dejé fuera al Hyperbowl, se dispara a la bola, no va pegada a los “jugadores” en ningún momento.

  6. La verdad es que tienes toda la razón, parece más un shoot em up, que un juego de fútbol, el de la pc engine le hicieron dos muñecos con armas, pero lo mismo, disparan a la bola como quien hace una guerra de globos de agua. o_O

  7. Pero como me he perdido perder esto hasta hoy!

    Que peazo de recopilación Mr Punisher. El juego deportivo de los Tiny Toons es uno de los tapados de Mega Drive porque era jodidamente divertido.

    Y joder, el Soccer Brawl… La de vicios que me he pegado en la recreativa. Todo iba muy bien hasta que te enfrentabas a los robots. Pero lo peor estaba por venir. Si te follabas a estas máquinas, llegaban… ¡¡LAS AUSTRALIANAS!! El equipo más fuerte de todo el juego o yo al menos lo recuerdo así. Malditas bitchies.

  8. Excelente recopilacion que hiciste sobre variantes de juegos del deporte mayor mundial. Sin duda recuerdo en las primeras epocas de las consolas y primeras pc lo basico que eran los juegos de futbol sin duda evolucinaron tanto hasta ya saturar y en epoca de mundiales salen de nuevo miles de versiones tradicionales.

Aporta tu granito de arena

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.