Micro Fobia, la sección “rebelde” de Micromanía

Sin duda, una de las revistas más emblemáticas de en el sector de los vídeo juegos, fue y sigue siendo Micromanía.
Esta publicación de Hobby Press, intentó ser es sus inicios un modelo de “Revista Independiente”, o sea, de las que no le debe nada a nadie y dice las verdades “como puños”. La pena, es que como era previsible, cuando la revista se consolidó en el mercado, las presiones publicitarias terminaron con gran parte de estos aires rebeldes, ya se sabe que no hay que morder la mano que te alimenta 😉 .


En los primeros números de Micro Manía, una sección destacaba con luz propia, por meterle caña a los bodrios y decir las cosas por su nombre, y se llamaba, como no podía ser de otra manera, “Micro Fobia”.
Esta es la descripción que la redacción de la revista, daba a tan polémica sección:

Esta sección está dedicada a la crítica feroz, dentro de un orden. Esperamos vuestras aportaciones y vuestras quejas como consumidores: abusos comerciales, precios desorbitados, piraterías varias, y, en fin, todo aquello que excite, de forma razonablemente razonable, vuestra glándula biliar.
También incluiremos aquí los peores programas, periféricos, etcétera, que nos echemos a la cara. Y que caiga quien caiga, mientras el cuerpo aguante.
Para identificar mejor vuestras cartas a esta sección, por favor, poner en letras bien gordas la palabra «MICROFOBIA», en la esquina superior izquierda del sobre. ¡Ah!, y por supuesto, no se admiten anónimos.
Indicad claramente vuestro remite y teléfono, por si necesitamos aclaraciones a vuestras quejas.

En Micro Fobia, se daban cita artículos criticando la piratería, a las distribuidoras e incluso metiendo una caña asesina a algunos lanzamientos, de tal manera y con tal gracia, que aunque nadie de nosotros hubiera probado los juegos, todo el mundo daba por sentado que eran malos, algo que en algunos casos, no era así, porque en Micro Fobia, también fueron vapuleados grandes juegos, no se si por desconocimiento o mala leche.

La sección, fue publicada de manera irregular (desapareció en un par de números), hasta el doceavo ejemplar de la primera temporada de Micro Manía. Era obvio, que una sección de estas características no iba a durar mucho, y por supuesto, se cumplió la “profecía” impresa en la sección:

Aviso importante: El día que veáis que esta sección desaparece sin dejar rastro, con la excusa de que no habla espacio suficiente, o que la perdieron en la imprenta, o algo semejante, sabed que la culpa es de anunciantes airados y del jefazo de la editorial, nunca de la Redacción de Micromanía, que es totalmente independiente e incorruptible, dentro de lo que cabe.

El “affair” HISSA

Como se menciona arriba, los lectores de la revista podían enviar sus quejas, críticas, etc.. entre ellas, una carta de queja del servicio técnico de Sinclair, HISSA, que causó bastante revuelo… este es el texto de la primera carta…

El lector, Guillermo Berdero, nos manda desde Madrid su carta:
«Hissa dice ser el servicio técnico del Spectrum, pero más parece el anti servicio, y ello lo digo porque llevé a arreglar mi Spectrum y, además de cobrarme 8.190 ptas. (casi 2.000 más que una reparación «estándar»), me lo devolvieron sin arreglar, es decir ni lo han tocado, pues presenta la misma avería que la que encargué para arreglar, con lo cual, además de perder 10 días, resulta que lo sigo teniendo estropeado, buen servicio técnico ¿no?.
Nosotros ni entramos, ni salimos.

Por supuesto, una carta así levantó ampollas en el servicio técnico, que dos números más tarde tuvo su derecho a réplica, junto a una explicación más detallada (con bajada de pantalones incluida) por parte del lector:

En el número de junio de la revista Micromanía, y en su sección Microfobia, he visto publicada mi carta referente al, por mi considerado en un principio, deficiente servido técnico de HISSA, al tiempo que indicaba que este servicio cobraba más de lo que señalaba su publicidad.
Como complemento a dicha carta, y después de dos largos meses tratando de que mi Spectrum volviera a marchar bien, he de hacer las siguientes precisiones a mi primer escrito.
La primera vez que envié el Spectrum a HISSA, y las tres siguientes también, lo hice a través de El Corte Inglés, el cual no me informó adecuadamente que me cobraría un dinero par gastos de transportes. Por ello, al recogerlo la primera vez y tener que pagar por él 8.190 ptas. (aunque la persona que me atendió en El Corte Inglés me señalase que la diferencia entre 6.300 ptas. de costo standard de HISSA, y las 8.190 pagadas era por el servicio de transporte) a pesar de mis preguntas al respecto, supuse que todo lo abonado era para HISSA, de ahí mi indignación y el motivo de mi carta a Micromanía, dejando a parte el hecho de que el Spectrum no funcionara a pesar de haber sido reparado.
Como indico, tuve que enviar otras veces mi Spectrum a reparar, y hoy por fin ya funciona desde hace algunos días.
En estas sucesivas veces he de señalar, para orgullo de él, que el encargado de HISSA con el cual mantuve varias conversaciones telefónicas, se portó admirablemente, dándome todo tipo de explicaciones técnicas y administrativas sobre la marcha de la reparación de mi ordenador.
Así mismo, al final, el encargado de informática de El Corte inglés, también se comportó de igual manera, y trató de solucionar mi problema.
Con lo que si bien he tenido que esperar mes y medio para ver reparado mi Spectrum, y enviarlo varias veces a reparar a HISSA, al final de todo, mi ordenador funciona habiéndome costado su reparación únicamente 6.300 ptas., pues El Corte Inglés procedió a devolverme e! dinero cobrado en concepto de transporte, ya que no me había informado previamente de que lo cobraría.
Todo lo anterior sirva para, si es que se ha producido alguno, tratar de que no haya malos entendidos, y de no achacar a HISSA el cobrar más de lo que señalan.
Guillermo Ruíz Rodero.

Y después de la amable rectificación del lector (que me huele a chamusquina), los señores de HISSA, van y meten el cuezo hasta el fondo… 😉

HISSA PUNTUALIZA
Ante la nota aparecida en la página 27 del núm. 2 de MICROMAN1A, queremos manifestar lo siguiente:
HISSA es (por eso lo dice) el Servicio Técnico Oficial de INVESTRONICA. único distribuidor oficial de los microordenadores Sinclair en España.
Es TOTALMENTE FALSO que D. Guillermo Ruiz Rodero sea cliente de HISSA. De hecho, NUNCA ha traído su ordenador a nuestro servicio técnico.
HISSA NUNCA LE HA COBRADO 8.190 ptas.
HISSA tiene establecido unos -costes estandard- por reparación, independientemente de la avería, sea grande o pequeña.

Por lo que pone el lector arriba, es verdad lo de que no le cobraron los gastos de envío, ya que eso lo cobra el Corte Inglés, y es posible que a HISSA no les constara este señor como cliente, ya que la reparación se fue a través de ECI, pero… dadas las acusaciones, se podrían haber informado un poco, y por lo menos no enviar semejante pataleta, si es que ya habían hablado con ellos…

Serie de Artículos<< VideoSpectrum y familia: Las cintas de G.E.A.S.A.Licencias con Mala Pata: Los Dramonazos de TV >>

9 comentarios sobre “Micro Fobia, la sección “rebelde” de Micromanía”

  1. Jo qué malo el One on One de Spectrum, con la de vicios a dobles que nos echábamos con el de C64.

    Por cierto, con el comentario del Defenda ¿quizá se referían a que es un clon descarado y sin ideas nuevas? :S

  2. Pues el comentario del Defenda, no deja entrever nada de eso, porque llamándole “seudo arcade” lo único que me parece es que lo están llamando malo…. ¿no os parece?

  3. mmm igual es error tipografico pero los nombres q has puesto del “affair Hissa” del “personaje” q llebo su spectrum a reparar NO coinciden….

  4. Acabo de mirar las dos Micromanías, los números 2 y 4, que es donde están la carta y la contestación y están los nombres distintos… o sea, error tipográfico de ellos.. 😉

  5. Me gustó mucho el artículo, una pena que no jugué a ninguno de todos estos juegos o ni los conocía. Excepto el One on One de C64 que no lo jugué pero recuerdo haber sentido comentarios de gente que lo jugaba y le gustaba bastante.

    Algunos comentarios de la revista son del estilo “meto caña, da igual si probé el juego o no”… Yo creo que tienes razón cuando dices que critican juegos antiguos, de afuera y en muchos casos solo para dar palos.

  6. Yo recuerdo que en el One on One me pitaron personal en ¡¡¡La repetición de una jugada!!!. Era tan malo que lo recuerdo con cariño, impagable aquel tío que salía alimpiar los trozos del tablero roto y lo dejaba allí después de un rato moviendo la escoba.

Aporta tu granito de arena

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.