Wings: Una odisea en la Gran Guerra

cabecera

La Primera Guerra Mundial, también conocida como “La Gran Guerra”, fue la más terrible en la historia en cuanto a víctimas, y además supuso cambios en la geografía política de Europa. Pero, más allá de estas terribles consecuencias, también fue una guerra atípica, en la que enemigos celebraron funerales por sus adversarios caídos, y en la que fueron posibles milagros como el de la Tregua de Navidad de 1914, en la que soldados de los dos bandos cantaron villancicos y compartieron historias.
Por todo esto, la Gran Guerra es un periodo lleno de romanticismo e increíbles historias, en especial en las fuerzas aéreas, usadas por primera vez en un conflicto a gran escala.
Robert y Phillis Jacob de Cinemaware, dos adictos a las historias clásicas, decidieron tomar como partida las vidas de estos primerizos pilotos de aviación, para plasmarlo en “Wings”, uno de sus mejores juegos.

Desde su lanzamiento, Wings ha sido convertido y remakeado numerosas veces, la última este año y cada una de las versiones/continuaciones del juego merece ser analizada a parte.
Así, que ponte el casco de aviador, y acompáñame por esta épica aventura a principios del Siglo pasado.

A los Jacob, siempre les gustaron las películas clásicas y para inspirarse en Wings, tomaron como base, casi literalmente, el clásico “Wings”. de 1927, un drama bélico mudo, con casi idénticos planos y puesta en escena que algunas de las fases del juego.
Tomemos por ejemplo, las misiones aéreas, que ocupan la mayoría del juego.
Así se representan en la versión original de Amiga:

Wings04

Y así lo vemos en la película original, con meneo de bufanda y todo.

wingsmovie

Pero más allá de esta evidente inspiración, Wings es un juego único en el catálogo de Cinemaware. Único porque es un arcade 100% y porque tiene, a pesar de esto, uno de los argumentos más elaborados (y realistas) de la historia de la compañía.
Según Robert Jacob, se decidió por el proyecto por cuatro cosas:
1. Nadie había hecho un juego de vuelo de la Primera Guerra Mundial antes (esto no es del todo cierto, ya que el Deep Strike de Durell, por ejemplo, era bastante similar a Wings).
2. Robert no soportaba Falcon 4.0, un simulador de vuelo tremendamente complejo e intimidante. Se le ocurrió que seria una buena idea que lo jugadores pudieran disfrutar de un simulador de vuelo sin tener que tragarse un manual descomunal
3. Para lograr que Wings fuera algo más que un juego de acción, se decidió agregarle algunos elementos de Rol (en realidad sólo se le agrega una trama), que involucraran al jugador en la historia emocionalmente (¡y vaya si lo consigue!).
4. Creía que homenajear los clásicos filmes Wings (Alas) y The Dawn Patrol (La escuadrilla del amanecer) encajaba perfectamente con los lanzamientos habituales de Cinemaware, que homenajearon otros clásicos cinematográficos.

Wings no es un juego en el que ganemos o perdamos, ya que hagamos lo que hagamos en el, la linea temporal de la acción, que empieza en Marzo del 1916, con nuestra llegada al destacamento 56, y termina el día del Armisticio en Noviembre de 1918.
Si nos matan, podremos crear otro piloto y ganarnos nuestras “Alas” para volar con los aliados, pero nunca empezaremos desde la primera fecha, sino que continuaremos en la misma fecha en el que piloto anterior murió.
Si logramos gran cantidad de misiones con muertes contabilizadas del enemigo (creedlo o no, también existían estos “rankings” en la guerra), ascenderemos y podremos ampliar nuestras habilidades.

poster3l

Estas habilidades (que elegimos al crear cada piloto), nos harán mejor piloto (el avión gira más rápido), artillero (mayor facilidad para dar al blanco) y la más importante, por lo menos para mi, mecánico (desbloquea más rápido los atascos en la ametralladora montada).

He mencionado antes las “Alas”, que son nuestro “Carnet” para conducir los aviones de combate. Para ganarlas, tendremos que superar una de las tres pruebas aleatorias a las que se nos someten, que representan los tres tipos de juego disponibles en Wings: Bombardeo, Patrulla Aérea y Ataque Terrestre.
Una vez ganadas las “Alas”, procederemos a abrir nuestro diario, que a lo largo del juego, nos va narrando las cosas que suceden en la guerra, nuestras hazañas, miedos, tristezas y alegrías.
El texto de este, merecería una novela a parte, y considero un crimen, no leerlo o saltárselo a golpe de “clic”, sin el, Wings no sería más que un arcade resultón.

2 de Marzo de 1916
Finalmente llegué a Luxeuil. No podría pedir un mejor cuartel. Aparentemente este lugar fue un spa del rey Luís XV. Alrededor de nosotros hay árboles frutales floreciendo en laderas cubiertas de césped y flores azules y amarillas.
En la distancia, puedo ver picos nevados de los Vosgos, sus flancos erizados por una masa sólida de pinos gigantes.

Son las cinco de la madrugada, y estoy muerto de miedo. En menos de una hora, estaré volando en mi primera patrulla en el Frente. Sólo pensar en ello me ha tenido la noche entera sin dormir. Ahora, desearía haber descansado un poco.

Mi compañero y yo despegamos en un amanecer fantasmal. Mi instinto me decía que pronto nos encontraríamos con los “Hunos”.

Efectivamente. Después de un período de calma acuciante encontramos un par de dignos rivales que volaban por debajo nuestro. Estaban lo suficientemente cerca como para rozarnos.
poster2l
De todos los tipos de misiones, la estrella, son sin duda, las misiones de patrulla.
Desarrolladas en 3D, cada uno de ellas tiene un objetivo distinto, y son suficientemente variadas, para no aburrirnos nunca. Desde ataques a escuadrones enemigos, a dirigibles, globos de vigilancia, escoltas aéreas.. o el vernos las caras con el mismísimo Barón Rojo, son algunas de las muestras de estas épicas misiones, que podremos afrontar volando solos o en escuadrón.
Lo mejor de esto, es que nuestros compañeros, no están de “adorno”, y pueden sacarnos las castañas del fuego en más de una ocasión, o incluso salvarnos la vida.
Los controles del avión son tremendamente simples, no sólo porque sea un avión de la Primera Guerra, ya que los cinco juegos con aviones de esta época que aparecieron en el mismo año, eran mucho más complicados de manejar que este.
¿Es algo malo?, en absoluto, ya que nos permite concentrarnos en la acción, y sentir en nuestras propias carnes lo que sucede en el cielo.
Las cuatro direcciones y el botón de disparo, son más que suficientes para pasárnoslo “teta”, siempre teniendo en cuenta tres cosas:
1- La ametralladora puede encasquillarse si le metemos mucha caña.
2- Ni se os ocurra hacer loopings o acrobacias complicadas, ¡No llevamos un Harrier, leñe!.
3- Si subimos el avión muy alto, corremos el riesgo de que se nos cale por el frío.
4- Nuestro avión es extremadamente fragil, unas pocas balas del contrario, nos harán añicos
También, como no, contamos con varias vistas, ideales para localizar a los enemigos más escurridizos o a nuestros compañeros de misión.
Pero, un avión de esta época, no tenía radares, ni siquiera una radio para comunicarnos con tierra, por suerte, tenemos un ojo de lince, y el piloto que controlamos, girará la cabeza en la dirección donde se encuentre “Fritz”.
Si tenemos mala pata de ser impactados por el enemigo de manera indirecta, siempre podemos intentar un aterrizaje forzoso y salvar la vida, aunque por desgracia, es algo que no se puede intentar en todos los casos.
Wings14
Estas misiones, son las más numerosas, pero en Wings, hay dos tipos más de tareas, y nos son nada aburridas tampoco.
Las misiones de bombardeo, pues son, lo que el nombre indica. Con vista cenital, deberemos lanzar las bombas al llegar a los objetivos que previamente nos indican en el mapa. No habrá segundas oportunidades, ni bombas extras. O acertamos, o nos vamos a casa.
Al volar cerca del suelo, nuestro mayor enemigo serán las defensas antiaéreas, ¿os suena fácil?, pues seguro que si os cuento que una ametralladora de tierra acabó con la vida del famoso Barón Rojo, las tomaréis con mayor respeto, ¿no?.
Wings13

Parecidas a las misiones de bombardeo, son sin duda las que implican el ataque directo a las fuerzas terrestres. Como si fuera un shooter, pero en isométrico, aquí tenemos que aniquilar, sí o sí, unos objetivos primarios, y si nos sobra tiempo podemos borrar la lista de los secundarios.
En estas misiones, como si de la guerra se tratara, tenemos terminantemente prohibido disparar a los camiones de la Cruz Roja, hacerlo, sería un crimen de guerra, y nuestra misión será declarada como fallida.

Wings10

Ahora… ¿os apetece que le demos un vistazo a cada uno de los juegos de la saga?..


Wings (Cinemaware) (Amiga) (1990)

Wings05

Wings y TV Sports Basketball, son sin duda, los dos juegos de Cinemaware con los que más horas pasé en mi época “Amiguera”, y la verdad es que se lo merecían.
Cientos de variadas misiones nos esperaban repartidas en los tres tipos de juego, con una banda sonora épica, al nivel que uno espera de un juego de Cinemaware. Nivel que se mantenía en los espectaculares efectos de sonido y los gráficos del juego.

Wings11

La música, brillantemente compuesta, nos trasladaba a los pasajes de la historia, y desde su presentación, acompañando al primer vuelo de los Hermanos Wright, se torna épica.
La banda sonora enmudece durante las misiones, para aportar más realismo y tensión a estas. En ellas, las balas silbando a nuestro alrededor, las bombas y nuestra ametralladora lanzando plomo ponen todo lo necesario para meternos de lleno en este combate a vida o muerte.

¿Tenía algo negativo?, por supuesto, el motor en 3D, que se usó en el juego, por lo menos a mi, se me antoja muy simple y poco evolucionado para un juego de 1990, además todo es bastante lento, y eso que casi no aparecen cosas en pantalla y los modelos de los aviones muy simplificados, por lo menos se distinguen lo suficiente para saber si son de los nuestros, o no.
Cierto es, que la velocidad de los aviones apenas alcanzaba los 150 KMH, pero aun así no se movía como debería.
Por suerte, más adelante, pude cargar el juego en mi Amiga 1200 y la velocidad y la suavidad aumentaban proporcionalmente, pero era bastante más difícil acertar a los objetivos.


Wings 2: Aces High/Blazing Skies/Sky Mission (Namco/Malibú Interactive) (Super Nintendo) (1992)

wings 2 - aces high (u) [!]000
Dos años más tarde del juego de Amiga, Namco encarga a Malibu Interactive, una segunda parte del juego original, que aunque Cinemaware considera “Unofficial”, viendo los títulos de crédito, te das cuenta que por lo menos sus autores habían dado el beneplácito para esta secuela, algo parecido a los famosos “Strider II” o Out Run Europa” de U.S. Gold supongo.

Aunque la idea es la misma, Malibú simplificó aún más la mecánica original del juego, eliminando de un plumazo las fases isométricas y dejando el juego solamente con las vistas en tercera persona y cenitales.

wings 2 - aces high (u) [!]003

Aunque gráficamente es precioso, y más teniendo en cuenta el impresionante uso que hace del famoso Chip F/X para los fondos, en la vista en tercera persona, perdemos algo muy valioso. Cuando los aviones enemigos están fuera de nuestra visual, no hay manera de saber por donde paran, al no haber vista desde la cabina, el piloto, no nos da las pistas con su mirada.

Si os molaba lo de ir acompañados por un escuadrón entero que os vigilaba el trasero, olvidaos, ya que en esta secuela, los integrantes del escuadrón son las “vidas” del juego, y las misiones las realizaremos en solitario.
Cuando nos maten a todos los personajes, volveremos a empezar de cero, nada de continuar en el periodo histórico en el que nos encontramos.
Cuando pasamos las misiones, tendremos la opción de subir nuestras habilidades, si es que lo hemos hecho bien, claro.

wings 2 - aces high (u) [!]005

En las misiones de bombardeo, como dificultad agregada, deberemos descender para alcanzar los objetivos o subir para evitar el fuego antiaéreo, espectacular, pero muy jodido.
Por supuesto, no esperéis ni diario, ni nada de nada para ambientar el juego, esto es un arcade puro y duro, que eso si, tiene detallazos como las fotografías de la -época, que se incluyen en el manual, donadas por el Museo Aeroespacial de San Diego.


Wings (Cinemaware/Crawfish Interactive) (Gameboy Advance) (2003)

GBA2
Aunque Moby Games no considere este juego más que un “port” de la versión original, lo cierto es que Wings para Gameboy Advence, es más bien un “remake ampliado” del juego de Amiga, con extras que, hasta la aparición a finales de este año, de la versión remasterizada de Windows, conforman el mejor “Wings” de la historia.

Además de los evidentemente mejorados gráficos, y de prescindir del motor 3D, por algo más mundano y efectivo como los sprites ampliados, a lo “Wing Commander”, lo cierto es que las mejoras son tantas, que merece ser considerado un juego aparte.

En primer lugar, como ya os habréis dado cuenta por la pantalla, de arriba, aquí podemos elegir bando, y pilotar un biplano Alemán, con sus misiones independientes, y su propia historia (y banda sonora), lo que duplica, así de entrada, la diversión del juego de Amiga.

GBA17

Además, nuestro escuadrón, sea del bando que sea, recorrerá los escenarios históricos de la Gran Guerra, para tomar parte de las distintas batallas que se llevaron a cabo (no sólo de campiña francesa vive el hombre).
En las batallas, también contamos con una nueva vista externa, sin nada que nos moleste, muy útil para encontrar a los enemigos, sin duda.
Crawfish, especialistas en “remakeadas” de clásicos de Amiga a GBA, fueron aún más allá. rediseñando también las misiones de tierra. Ahora, son todas isométricas, y uno puede ir por donde le de la gana, e incluso variar de altura (dentro del mapeado, claro), nada de estar atrapados por el scroll, lo que cambia el estilo de juego de “Shooter” a “Shooter Táctico”, como el genial “Desert Strike”.
Estas misiones, al tener un cambio de desarrollo, tienen mucha más “chicha” que las originales, os lo aseguro.

GBA16

El aspecto del “empaque” es inmejorable, por suerte, cuando uno ve el juego en la minúscula pantallita de la GBA, no se da cuenta de lo pixelados que quedan la mayoría de los gráficos.
Wings para GBA es un grandísimo juego, y de toda la saga, el que más horas de entretenimiento nos proporcionará.


Wings Remastered Edition (Cinemaware) (PC, Android, iOS) (2014)

pantallawings

A mediados del 2012, Cinemaware, que había sido defenestrada por sus fans por culpa del “casualizado” “Defender Of The Crown: Heroes Lives Forever”, inició una campaña en Kickstarter para revivir el clásico Wings con un respetable presupuesto de 350.000 dólares. El juego, desarrollado por Raylight Games, iba a incluir, además de unos alucinantes gráficos HD, mejoras como campañas extras, la posibilidad de volar con los alemanes, minijuegos, etc.. pero por desgracia, la mala elección de la compañia de informar poco a los “backers” y vender humo básicamente, hizo que esta propuesta se quedara más que corta, llegando a poco más de 50.000 USD de recaudación.

conceptDC3
Wings: Director’s Cut Imagen Conceptual

Por suerte, a Cinemaware le sobraban las ganas para remakear el juego y aprendieron de sus errores, y lanzaron una segunda campaña en el 2013, con unos objetivos más realista y modestos, 85,000 USD, que a día de hoy son 91,000 y que si siguen subiendo, terminarán agregando todos los extras prometidos inicialmente.
Por supuesto, no cuenta con las mismas cosas que nos prometían en la primera campaña, y ha sido desarrollado “in-house”, con gráficos bastante más modestos que los conceptuales, y casi ningún añadido con respecto al juego original, por lo menos en lo que respecta al apartado jugable.

WingsRemastered692

“Wings Remastered” es un remake en toda regla, que sigue al dedillo argumento y misiones del clásico. Es cierto que visualmente es bastante chulo, pero desde luego bastante por debajo de lo que está acostumbrada esta generación PS4.
Esto es debido, seguramente, al rebajón en el presupuesto, y que Wings se ha programado “in-house” para ahorrar costes. Sin duda, la diversión del original está aquí, pero ampliada por un apartado sonoro sobresaliente, una brillante música remasterizada por Sound Of Games, que logra una aventura aún más épica que el original, escuchad las diferencias.

Original de Amiga 500
Versión remasterizada por Sound Of Games

Ya que os hablo del sonido, los FX son mejores en calidad y cantidad, y el diario del escuadrón está narrado por uhna agradable voz en Inglés, que por suerte podríais entender, ya que el juego entero está traducido (los textos), al Español.
Patrullar con nuestro biplano, es ahora una delicia, gracias a que podremos controlar todo con el joystick, y que contamos con un modo “fácil” de juego, en el que se nos indicarán directamente los objetivos en pantalla, sin necesidad de fiarnos de la cabeza del piloto.
El hecho de que el juego, ahora use un motor en 3D, no quiere decir que los otros tipos de misión pierdan el encanto 2D del original, ya que tanto los bombardeos como las incursiones, siguen siendo básicamente juegos en 2D, más bonitos, con más efectos, pero vaya, lo mismo.

WingsRemastered727
A la ventaja del “marker” de los objetivos, se une otro pequeño detalle, que hace que las misiones de bombardeo sean un paseo, la inclusión de la sombra del avión, crucial para calcular la trayectoria de las bombas, haciendo muy difícil que metamos la pata a la hora de acertar a nuestros objetivos.

WingsRemastered685
Seguramente, a los “buscadores de frames” y gráficos full HD, “Wings: Remastered Edition” os parecerá un “fan remake” de esos que tanto se ven últimamente, pero para el que cómo yo, haya disfrutado de esa maravilla jugable que fue el original, se convertirá en su juego de cabecera, pura diversión sin complicaciones, con una historia digna de una súper producción.

Enlaces:

Web de Wings
Campaña de Kickstarter

Comparaciones Visuales:
Intro
Misiones de Patrulla
Incursiones
Bombardeo

Galería de Versiones
Bonus: Galería de Pósters de la Gran Guerra

Un pensamiento en “Wings: Una odisea en la Gran Guerra”

  1. Juegazo. En su momento me pasé la versión de GBA en el bando alemán. Guardo un especial recuerdo de las misiones de ataque a tierra: era una gozada ir masacrando a los soldados aliados parapetados en sus trincheras. Estas fases me gustaron más que cualquiera de la saga Strike. No sabía que hubiera una segunda parte y el caso es que ese juego de Supernintendo me suena haberlo probado en emuladores, pero nunca había asociado un juego con otro, curiosamente.

Deja un comentario